Durante la maternidad es común sufrir estrés, a causa de los nuevos cambios en nuestra vida. En este artículo hablamos de esos síntomas.

ansiedad

La maternidad es un viaje maravilloso que no siempre es fácil. Un sentimiento universal que poco tiene que ver con esa maternidad made in Hollywood que esperabas. En ese viaje, todas las madres paran en las mismas estaciones y, además de alegrías y celebraciones, se atraviesan miedos y aparecen sombras. Es lo que comúnmente se conoce como: “maternidad sin filtros”. En este tipo de maternidad, la de verdad, es normal encontrarse con mujeres agotadas, sin apenas tiempo para una misma.

Pasada la etapa de bebé-niño, los hijos se van haciendo mayores, y sentir que una debe reconquistarse a sí misma se convierte en una necesidad vital.

Casi todas las madres coinciden en que la maternidad es una experiencia intensa y maravillosa que no cambiarían por nada, pero reivindican como debe de ser, su espacio como mujer.

En este viaje que supone la maternidad, es natural pasar por diferentes estados de ánimo. Sentir que eres una montaña rusa y a veces atravesar estados de ansiedad. No pasa nada por tener esas emociones, son tuyas. Permítete sentirlas y escucha tus necesidades.

La buena noticia es que no estás sola, es muy habitual. Nuestra recomendación es siempre visibilizar esos estados de ánimo. Expresar el malestar con el objetivo de encontrar apoyos y, como sociedad, tomar conciencia. 

Además, existen numerosas herramientas que te pueden ayudar a sobrellevar el día a día, como por ejemplo realizar actividades que alimenten nuestro bienestar, aumentar tus actividades sociales, practicar deporte, yoga, meditación etc. 

Si aparece tensión muscular, insomnio, pensamientos recurrentes, irritabilidad, palpitaciones, etc, podrías estar enfrentándote a un trastorno de ansiedad. La ansiedad es un mecanismo de defensa de nuestro organismo. Cuando sus síntomas, ya sean físicos o mentales, se hacen difíciles de llevar, recuerda que puedes consultar al médico o tomar productos de origen natural.

Es importante tener presente que estos síntomas de ansiedad pueden aliviarse. Lasea®, por ejemplo, es un medicamento indicado para el tratamiento de los síntomas transitorios de ansiedad. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que no es aconsejable ingerirlo durante el embarazo o el periodo de lactancia. 

Este producto a base de plantas, puede ayudarte tanto en casos de sintomatología leve como moderada. Si quieres descubrir más sobre Lasea® consulta su web www.lasea.es

Ansiedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *