Todos sabemos que la Navidad es sinónimo de reencuentros familiares y con amigos, de comidas y cenas fuera del hogar, de vuelta a casa por esta fecha tan señalada en el calendario.

Cuando vas fuera, ya sea para unas horas o para unos días, es importante pensar en qué vas a necesitar durante ese periodo de tiempo para no tener que ir a comprarlo o marcharte antes de tiempo. ¿A tu peque le toca comer en ese momento? ¿Tienes suficientes pañales?¿Tienes baberos? ¿Tienes chupetes?¿Y una mantita?

No te preocupes, nosotros te vamos a ayudar a hacer una lista de cosas que debes llevar en el bolso o la maleta.

 

Momento de la comida

Para esta parte dependerá de si le das el pecho o no, aunque nosotros te recomendamos que lleves siempre biberón por si acaso. Si no le das el pecho, a parte del biberón, lleva siempre el dosificador de leche en polvo y un termo para tener la temperatura del biberón caliente.

Si tu peque ya es más “mayor”, y toma potitos o purés, no te olvides de llevarte una cuchara o dos (por si alguna se cae).

Otra cosas que no pueden faltar son las gasas y baberos para evitar manchar en exceso.

 

Momento de cambiar a tu peque

Por supuesto, necesitarás pañales, que dependiendo de si se tratará de unas horas fuera de casa o unos días, tendrás que meter más o menos.

Otra cosa que te puede ayudar bastante es tener un cambiador que podrás usar en cualquier lugar, ya que no siempre se dispone de un espacio propicio para esto. 

 

Cambio de ropa

Si los adultos nos podemos manchar, un bebé es aún más propenso a acabar manchado. Por eso, no olvides llevarte un cambio de ropa si vas a estar fuera. Además, siempre puedes echar un pijamita más calentito por si la cena se alarga y tu peque se va a dormir en el carrito, así nada más volver a casa, podrás meterlo en su cuna directamente.

 

Otras cosas útiles que te pueden ayudar

Es muy importante llevar siempre chupetes de recambio, los bebés suelen moverse mucho y pueden tirarlo al suelo. Si no puedes desinfectarlo bien, es mejor llevar uno o dos de repuesto.

Ropita de abrigo y manta. Recuerda que con este frío, es necesario llevarlo bien abrigado para evitar posibles resfriados.

Cuando son pequeños, suelen tener problemas de estómago, ya sea por cólicos, estreñimientos o diarrea. Y probablemente esto les lleve a tener dolores de tripa y malestar que desencadene en llanto. Para apoyar su microbiota intestinal en trastornos gastrointestinales, lleva siempre mama natura® Reuteri+, un probiótico multicepa con aceite de oliva virgen extra y manzanilla.

 

*Los complementos alimenticios no deben ser utilizados como sustitutos de una dieta sana y equilibrada ni de un estilo de vida saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.