Por fin puedes ir a casa con tu bebé prematuro, después de semanas de hospitalización… y ahora qué, ¿cómo le tienes que cuidar?

Después de semanas de espera y algunos momentos angustiosos, por fin llega la hora, a tu bebé prematuro le han dado el alta en el hospital y os podéis marchar a casa. Aunque es un momento muy esperado, es normal que te surjan dudas y miedos respecto a cómo cuidar a tu bebé, que ha tenido que estar hospitalizado semanas, a causa de la prematuridad. 

En principio, un bebé prematuro tiene las mismas expectativas de desarrollo que cualquier bebé nacido a término. Pero aún así, en su primer año de vida necesitará unas atenciones específicas y un seguimiento médico exhaustivo. Por eso, te dejamos unos sencillos pasos para seguir en los primeros meses de vida:

prematuros

  1. Higiene. Es importante lavarse las manos antes de tocar al bebé y cuidar la higiene de su ropa y habitación. Es aconsejable cambiarle el pañal cada 3-4 horas, aunque no lo haya ensuciado. 
  2. Visitas y salidas al exterior. Es normal que estés deseando presentar al bebé en sociedad, pero hay que tener cuidado cuando se reciben visitas en casa.  Es aconsejable dosificar las visitas y que, todo el que vaya a coger al bebé, se lave las manos antes. Si quieres dar un paseo con el peque, puedes hacerlo evitando siempre aglomeraciones de gente para prevenir posibles contagios. 
  3. Temperatura. El bebé prematuro tiene menos grasa corporal que un bebé a término. Por eso es necesario que esté abrigado para regular su temperatura corporal. La habitación en la que esté el bebé debe estar a 21º- 24º  y su temperatura corporal debe estar entre los 36,5º a los 37º grados. 
  4. Sueño. Los prematuros suelen dormir entre 16 y 18 horas al día. Para dormir hay que colocar al bebé boca arriba (siempre siguiendo las indicaciones médicas), evitando que haya juguetes o almohadas dentro de la cuna. 
  5. Alimentación. La lactancia materna es la mejor alimentación para el prematuro, ya que contribuye a fortalecer su sistema inmunitario. Un bebé prematuro puede que necesite más tomas, unas 8 o 10 veces al día, que un bebé a término. Esto es porque necesitan ingerir más calorías para mantener un ritmo de crecimiento adecuado. 

Aunque sigamos todas las recomendaciones aquí descritas y las del pediatra, es de  

Ahora solo te queda disfrutar de lo que más quieres, tu bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *