Poco a poco los bebés van creciendo y cuando te quieres dar cuenta..¡Los primeros dientes empiezan a salir!

La higiene bucal es una parte fundamental, tanto para adultos como para niños. Por eso, es muy importante cuidar la higiene bucal de tu pequeño. Además, con ello no sólo ayuda a su salud dental, sino que, poco a poco irá adquiriendo una rutina que tendrá que mantener para cuando él mismo ya pueda cepillarse los dientes.

Una mala higiene, puede conllevar infecciones, caries y otros posibles problemas dentales.

 

Los primeros dientes suelen salir entre los 4 y 7 meses de vida, aunque cada bebé es un mundo. Generalmente, se trata de los dos dientes frontales inferiores. 

Una vez que empiezan a salir, los bebés suelen estar más irritados y molestos. Por eso, te recomendamos que uses  Chamogel® Primeros Dientes de mama natura®, con extracto de Malva sylvetris y Panthenol (Pro-vitamina B5) que ayuda a calmar y cuidar la erupción de los primeros dientes de los bebés y niños. Además, no contiene alcohol ni azúcares añadidos.

 

Entre 0-6 meses

 

Se suele creer que sólo se debe empezar a cuidar los dientes de los más pequeños cuando tienen todos pero, es una creencia errónea. Cuando son más pequeños, se puede usar un trapito o gasa humedecida con agua para limpiar suavemente esos primeros dientes. 

 

Entre los 6-12 meses

 

A partir de aquí, se puede utilizar el dedal para una limpieza dental o un cepillo de cerdas suaves y adecuado al tamaño de la boca del bebé.

 

A partir de los 12 meses

 

A estas alturas no usaremos el dedo para limpiar, sino el cepillo de dientes de cerdas suaves y agua. Cuando han cumplido ya los dos años, se podrá usar la pasta de dientes siempre que sea baja en flúor (500ppm) y con una cantidad igual a un grano de arroz. 

Aunque lo más recomendable antes de introducir la pasta de dientes, es consultar con un dentista experto para seguir sus consejos.

 

Más consejos que te pueden ayudar a prevenir problemas dentales de tu bebé

 

  • Controlar cada comida. Se debe evitar que el niño duerma con el bibe ya sea con leche o bebidas azucaradas.
  • No mojar el chupete en alimentos, salsas o dulces.
  • Evitar que las tomas nocturnas sean duraderas y seguidas.

 

*Siempre se debe consultar con expertos odontólogos cualquier duda, consulta o problema con la salud dental de tu pequeño. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *