El sobrepeso o bajo peso en el bebé puede provocar problemas en el desarrollo, por eso es muy importante que los padres sepan qué peso corresponde según su edad y altura.

Una de las primeras cosas que se determina en el bebé después del parto son el peso y la altura. Con estos indicadores de base, el pediatra se guiará para los futuros controles y determinará cómo debe evolucionar el desarrollo del pequeño.

El peso medio de un recién nacido suele estar en 2’5 y 4 kilogramos, salirse de este rango en el momento del parto no tiene por qué indicar un riesgo en el bebé. Dependiendo de su sexo, la estatura oscilará entre 45’5 y 53’5 centímetros, variando según la herencia genética.

Los indicadores de los que hemos hablado dependen de ciertos factores durante la gestación como puede ser:

  • La duración.
  • La dieta materna.
  • Cualquier complicación que haya existido durante el embarazo.
  • El consumo o exposición a elementos y sustancias nocivas como el alcohol, el tabaco o las drogas.

La Organización Mundial de la Salud realizó un estudio, en el que incluyó a bebés de diferentes etnias y zonas geográficas, siendo, todos ellos, alimentados con leche materna, para establecer los rangos de peso y estatura adecuados para su edad. Esta tabla representa las medidas medias pero no sustituyen de ninguna forma las indicaciones de su pediatra, son simples medidas orientativas.

 

Como hemos comentado, existen gran variedad de factores que pueden hacer variar estos indicadores y es muy importante ofrecer al pequeño una dieta sana y equilibrada y un estilo de vida saludable, entre el que se incluye una rutina de sueño adecuada. Es recomendable seguir en todo momento los consejos de su pediatra pues es quién sabrá con seguridad qué es lo mejor para el bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *