Dientes

Dentición infantil

Los primeros hitos en la vida de un bebé siempre son emocionantes, aunque a menudo también provocan inquietud y preocupación en los padres. La erupción de los primeros dientes no es la excepción. Conocer a fondo la dentición y las molestias que puede ocasionar, así como la importancia de los dientes de leche, ayudará a los padres a afrontar mejor este proceso.

¿Cuándo les salen los dientes a los bebés? 

Los dientes comienzan a formarse antes del nacimiento del bebé, a partir de la quinta o sexta semana de embarazo, pero no es hasta mucho más tarde, alrededor de los 6 u 8 meses de edad, que hacen su aparición. Los primeros en brotar suelen ser los incisivos centrales superiores y los últimos los molares superiores, entre los 25 y 33 meses, para completar las 20 piezas que componen la dentición temporal.

La erupción de los dientes de leche es muy variable, de manera que en algunos niños se puede retrasar hasta el primer año de vida sin que ello suponga un problema. No obstante, en algunos casos, poco frecuentes, el hipopituitarismo, hipotiroidismo o el síndrome de Down pueden provocar un retraso en la erupción de los dientes hasta los dos o tres años, según un estudio realizado en la Universidad de São Paulo1.

Síntomas de cuando salen los dientes a los bebés

Tras analizar a más de 3 500 bebés en la etapa de la dentición, un estudio publicado en la revista Pediatrics2 reveló que el 86,81 % padecen irritación de las encías, el 68,19 % se muestran irritables y el 55,72 % presentan un incremento de la salivación. Los padres deben tener presente que, aunque algunos bebés pueden presentar febrícula, la fiebre alta no es un síntoma de la dentición.

¿Por qué es fundamental cuidar los dientes de leche?

Los dientes de leche permanecerán hasta los 6 años, cuando comenzarán a dar paso a la dentición permanente. Estos dientes no solo cumplen una función masticatoria, sino que también son esenciales para que el niño pueda pronunciar alguna palabra correctamente.

Alrededor de los 4 o 5 años, esos dientes comenzarán a separarse, lo cual significa que el hueso maxilar ha comenzado a crecer para hacer espacio a los dientes definitivos, que suelen ser más grandes. Si el niño pierde alguno de sus dientes de leche, los dientes definitivos tenderán a desplazarse hacia los espacios vacíos, lo cual puede provocar una maloclusión. Además, un estudio publicado en la revista Pediatric Dentistry3  reveló que los niños que tienen caries en sus dientes de leche son más propensos a desarrollarlas en la dentición definitiva.

Por eso es esencial que los padres enseñen una correcta higiene dental a sus hijos desde pequeños a partir de la edad recomendada para hacerlo. Apenas surjan los primeros dientes, hay que cepillarlos con un cepillo de cerdas suaves usando una pasta que contenga flúor.

Referencias Bibliográficas:

  1. Leonelli, M. et. Al. (2007) Dental anomalies in patients with down síndrome. Dent. J; 18(4): 346-350.
  2. Massignan, C. et. Al. (2016) Signs and Symptoms of Primary Tooth Eruption: A Meta-analysis. Pediatrics; 137(3): 1-19.
  3. Peretz, B. et. Al. (2003) Preschool caries as an indicator of future caries: a longitudinal study. Pediatr Dent; 25(2): 114-118.

Productos relacionados

Conoce más sobre: