Encías

Irritación de las encías en bebés

Con la erupción de los dientes, las encías del bebé suelen enrojecerse, inflamarse y volverse más sensibles, lo cual les genera molestias y dolor. Esa es la razón por la cual algunos bebés se vuelven más irritables durante la dentición y rechazan los alimentos. Aunque se trata de un proceso natural, los padres pueden aliviar esas molestias aplicando algunos remedios muy sencillos.

Consejos para aliviar las molestias en las encías en bebés

La encía tiene un color rosa pálido, pero cuando los dientes emergen suelen enrojecerse en la zona donde saldrá la pieza, es lo que se conoce como gingivitis marginal. Cuando la encía tarda en retraerse se queda sobre el diente, provocando dolor al masticar si el bebé ya come alimentos sólidos. Por suerte, existen diferentes estrategias para aliviar esas molestias.

  1. Masajear suavemente la zona. Aplicar un ligero masaje sobre las encías aliviará las molestias del bebé. Los padres pueden hacerlo directamente con su dedo o usar un dedo de silicona específicamente creado para este fin que se puede comprar en las farmacias.
  2. Darle algo para que muerda. Cuando al bebé le duelen las encías, se llevará todo lo que encuentre a la boca, por lo que se expone a bacterias y microorganismos que pueden causar una infección. Para evitarlo, es mejor dejar a su alcance un mordedor bien limpio que pueda llevarse a la boca cada vez que lo necesite.
  3. Usar un producto calmante. Existen geles y comprimidos a base de ingredientes naturales que tienen un efecto calmante y ayudan a aliviar los síntomas asociados a la dentición. La manzanilla, por ejemplo, alivia la inquietud e intranquilidad mientras que la malva forma una película protectora con un efecto emoliente y calmante sobre las encías.
  4. Aplicar frío. El frío disminuye la inflamación e insensibiliza ligeramente la zona actuando como un analgésico local. Puedes dar a tu bebé yogurt o pequeños trozos de fruta fríos, si ya come alimentos sólidos. Una cuchara ligeramente fría o una toallita pueden cumplir esas mismas funciones. Solo hay que asegurarse de que no estén congelados ya que el hielo puede irritar aún más la zona.
  5. Mimos y juegos. Si el bebé se está divirtiendo o se mantiene entretenido, su cerebro se concentrará menos en el dolor. El contacto físico con los padres promueve la liberación de oxitocina, una hormona que reduce el nivel de estrés y genera una sensación de bienestar, como comprobó un análisis publicado en la revista Infant1. Por eso, los ratos de juego, los mimos y los abrazos también son una manera para calmar el malestar infantil.

Referencias Bibliográficas:

1 Uvnäs, M. & Prime D. K. (2013) Oxytocin effects in mothers and infants during breastfeeding. Infant; 9(6): 201-206.

Productos relacionados

Conoce más sobre: