Picaduras

Picaduras en bebés y niños

Las picaduras en bebés no suelen ser un problema importante y se suelen localizar y tratar rápidamente, aunque pueden llegar a ser muy molestos para el pequeño.

¿Qué ha picado?

  • Mosquito: El más común. Al succionar la sangre inocula una sustancia anticoagulante que es la que ocasiona el picor y la típica roncha circular.
  • Tábano: Los tábanos muerden y lamen la sangre. Esto puede ser más doloroso que una picadura de abeja y es más propensa a la infección.
  • Abejas o avispas: Tras la picadura, aparece dolor y enrojecimiento, con una ampolla blanca, firme y elevada.
  • Arañas: Se suelen observar 2 puntos rojos en el lugar de la picadura.

¿Sabías que…?

El olor, el CO2 que desprendemos al respirar, la temperatura y la humedad de la piel son los principales motivos por los que el mosquito selecciona a “sus víctimas”.

Esta información tiene carácter meramente informativo y en ningún caso sustituye la opinión de un profesional de la salud.

¿Cómo evitar las picaduras en bebés?

  • Usar mosquiteras en puertas y ventanas.
  • Mantener la luz apagada en la medida de lo posible, ya que los insectos van a la luz.
  • No acercarse a sitios donde haya agua estancada, basuras, flores o fruta al aire libre, ya que éstos pueden ser lugar de cría de los mosquitos.
  • En la medida de lo posible, vestir ropa de manga larga y pantalones largos. Evitar los colores oscuros y perfumes intensos, ya que pueden atraer a los mosquitos.
  • En caso de realizar un viaje a un país con riesgo de transmisión de enfermedades tropicales, es necesario consultar con antelación a personal sanitario especializado y utilizar repelentes de forma sistemática.
    Si ya nos han picado…

La mayoría de picaduras son producidas por mosquitos y son de carácter leve y pasajero. Se puede aplicar un producto para aliviar el picor. La lesión debe desaparecer a los pocos días.En caso de picaduras de abejas o avispas, que produzcan dolor, lavar el área y aplicar hielo para calmar.

Si se observa un aguijón, sacarlo cuidadosamente con la ayuda de pinzas o acudir a un centro sanitario.

Si se observan síntomas como dificultad respiratoria, mareo, fiebre, etc. acudir inmediatamente a un centro sanitario, porque podría tratarse de una reacción alérgica.

En caso de picaduras que produzcan lesiones grandes, muy coloradas, que no mejoren, o cuando se sospeche de infección, acudir a un centro sanitario.

Esta información tiene carácter meramente informativo y en ningún caso sustituye la opinión de un profesional de la salud.

Productos relacionados

Conoce más sobre: