Trastornos gastrointestinales

Trastornos gastrointestinales

Nauseas, vómitos, diarrea o estreñimiento pueden ser las manifestaciones de algún tipo de transtorno gastrointestinal, ¡consigue más información aquí!

Trastornos Gastrointestinales.

Los trastornos gastrointestinales agudos se manifiestan la mayoría de veces en forma de náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento acompañados generalmente de dolor abdominal.

Éstos pueden producirse con una frecuencia de entre una y tres veces al año y pueden tener diferentes causas, siendo las más comunes: empachos, ingesta de alimentos en mal estado, intoxicaciones alimentarias o infecciones víricas. En caso de producirse con una frecuencia mayor, deberá consultarse al médico para descartar otras posibles causas, como alergias o intolerancias alimentarias.

Ante vómitos y diarreas: hidratación y dieta banda.
La mayoría de procesos con vómitos o diarreas importantes tienen una duración de uno o dos días, y son autolimitados. Ante éstos, es prioritario mantener a los niños hidratados y controlar la dieta, que deberá ser rica en alimentos astrignentes (ver apartado “Consejos”).

Signos y síntomas comunes de los transtornos gastrointestinales

  • Dolor abdominal (“de barriga”)
  • Retortijones (cólicos)
  • Náuseas
  • Eructos, arcadas, vómitos, acidez
  • Rechazo a los alimentos
  • Diarreas pastosas o acuosas
  • Incontinencia fecal
  • Palidez, debilidad, fatiga, sudoración
  • Dolor muscular

Se debe consultar al médico en caso de la aparición de algunos de los siguientes signos de alerta:

  • Si los síntomas no mejoran en 24h.
  • Dolor abdominal persistente
  • Vómitos incesantes
  • Vómitos con sangre
  • Diarrea acuosa persistente
  • Restos de sangre en las heces.
  • Pérdida de peso marcada
  • Fiebre >38.5ºC
  • Pérdida del conocimiento

En caso de trastornos gastrointestinales agudos con vómitos y diarreas, el principal objetivo de los tratamientos es evitar la deshidratación.

Hay que prestar especial atención a los bebés y niños pequeños porque pueden deshidratarse muy fácilmente.

Se debe recordar que, en caso de infección vírica los antibióticos no funcionan, y tampoco se aconsejan los medicamentos antidiarreicos, los cuales cortan la diarrea, porque podrían prolongar la infección.

Consejos útiles. La hidratación se consigue bebiendo frecuentemente y a pequeños sorbos:

  • Sueros salinos
  • Agua
  • Además, se debe tomar una dieta blanda astringente: arroz, zanahoria, manzana, pan tostado, yogur… siempre que el niño/a lo tolere. Si no, solamente hidratar.

Productos relacionados

Apoya a la microbiota intestinal en niños con trastornos digestivos funcionales.

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada ni de un estilo de vida saludable.