Diarrea

Diarrea en niños

La diarrea infantil es una inflamación gastrointestinal que se manifiesta en defecaciones más frecuentes, líquidas o blandas de lo habitual. Se trata de una afección común en bebés y niños, y, por lo general, mejora en unos pocos días si se sigue el tratamiento apropiado. Dependiendo de la duración, la diarrea puede ser aguda (menos de 2 semanas), prolongada (más de 2 semanas) y crónica (más de 4 semanas).

Principales causas de la diarrea

La causa más corriente de la diarrea es una infección por rotavirus (para el cual existe una vacuna) u otros virus como el enterovirus o el coxsackievirussi bien también son frecuentes los casos de diarrea por bacterias y parásitos. Otras causas asociadas a la diarrea en niños son las alergias alimentarias, las intolerancias (por ejemplo, a la lactosa) o enfermedades como la celiaquía, la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. 

Puede que la diarrea vaya acompañada de pérdida de apetito, náuseas, vómitos, pérdida de peso, deshidratación, sangrado y fiebre. En estos casos, será necesario consultar al médico, quien puede pedirle una muestra de heces para determinar qué tipo de microorganismos común está provocando la diarrea y le aconsejará y prescribirá el tratamiento adecuado.

Lo más importante a la hora de tratar una diarrea es evitar la deshidratación del niño. Para casos de deshidratación leve, su médico puede recomendar la administración de suero oral, mientras que, si la deshidratación es importante, será necesaria la aplicación de suero por vía intravenosa. 

Cómo prevenirla

Para prevenir la diarrea, es necesario concentrarse en mantener unos altos niveles de higiene: lavarse las manos con regularidad, mantener limpias las superficies de la cocina, el lavabo y los espacios habitados por el niño, respetar la cadena de frío de los alimentos, así como lavar bien las frutas y verduras. 

Productos relacionados

Apoya a la microbiota intestinal en niños con trastornos digestivos funcionales.

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada ni de un estilo de vida saludable.