Causas

¿Cuáles son las posibles causas?

¿Tu bebé sufre de cólicos? Descubre las causas del cólico del lactante con mama natura® .

Los cólicos del lactante suelen aparecer en bebés de menos de tres meses de vida y se caracterizan por largos episodios de llanto. El diagnóstico es clínico, de modo que se trata de observar al bebé para poder determinar si sufre cólicos. Son episodios normales que forman parte del desarrollo del bebé.

Los cólicos del lactante son considerados como un trastorno originado por dificultades de adaptación entre el medio interno y el externo, donde se cree que la microbiota intestinal juega un papel principal. Un bebé con cólicos es un bebé sano. Los cólicos del lactante son habituales y no conllevan riesgos de salud asociados. Pero lo cierto es que los cólicos del lactante impactan negativamente en el entorno, dado que suponen una situación de estrés para la familia.

¿Cómo detectar un cólico?

Los cólicos corresponden a episodios de irritabilidad y llanto que duran hasta tres horas seguidas, tres veces a la semana. Ocurren durante las tardes, por lo general después de las seis. A menudo comienzan hacia la segunda o tercera semana de vida y desaparecen pasados los tres meses. Identificar los cólicos puede ser una tarea ardua, dado que los bebés lloran por muchos motivos distintos. Es importante discernir si el llanto del bebé cesa al tomar medidas o si, por el contrario, parece que nada lo puede calmar.

¿Cómo aliviar los cólicos del lactante?

Lo primero que se suele hacer cuando identificamos que nuestro bebé tiene cólicos es evitar que el bebé trague aire al alimentarse, hacerlo eructar para evitar los gases o realizar medidas de relajación.

Otra de las estrategias para aliviar los cólicos del lactante es la utilización de probióticos, concretamente el Lactobacillus reuteri. El suministro de este probiótico suele disminuir la duración de los episodios del cólico, que también mejoran al establecer rutinas de sueño del bebé.